viernes, 2 de abril de 2010

SENTIDOS

Una pequeña colaboración de nuestro amigo C

"Piso de madera, paredes blancas, una silla provenzal, un sillón de cuero, un escritorio que da a la ventana, no más de seis prendas sobre el piso, un pantalón, dos remeras estampadas, una pollera de jean, dos zapatos colorados. Una mesita de luz, tres cajones, un reloj despertador, una radio de bolsillo, una lámpara apagada. Un colchón de resortes, sábanas arrugadas, el cubre cama doblado sobre una esquina. Ella.

Un perfume de mujer, posiblemente de alguna marca conocida, muy dulce, casi empalagoso, penetraba los pulmones con suavidad, acariciando por dentro, lo inhalaba y exhalaba varias veces. Daba tranquilidad.

Una pequeña brisa corría por el cuarto.

Masticaba un chicle viejo, sin sabor. Solía ser de menta.

La radio tocaba un tema de chill out casi en su mínimo volumen, el piso crujía cuando pisabas, una suave respiración lograba escucharse, provenía de la cama. Afuera los árboles se movían, algunos pájaros cantaban y el viento creaba un chiflido cuando pasaba por el mosquitero.

Tiré el chicle viejo. Apagué la luz. Me acerqué suavemente a la cama, tratando de no hacer llorar al piso, me acosté a su lado, le olí el cuello, el perfume era de ella. Subí un poco el volumen de la radio. Extendí la mano, agarré la frazada y nos tapé. Envolví su cuerpo con mi brazo, acomodé su pelo y cerré los ojos. Escuche algo:

-Te amo."

2 comentarios:

  1. Que lindo leer a un hombre que escribe así!
    Nos conmovió a todas :)

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gustó!

    ResponderEliminar